Crisis existenciales: Doctor ¿qué me pasa?

¿Estás viviendo un momento en el que te sientes perdido emocionalmente? ¿Has perdido el sentido de lo que venías haciendo? ¿No encuentras mucho sentido a tu vida?

¿Sientes bajones de estado de ánimo? ¿Crees que estás deprimido/a, o a lo mejor es que estás pasando una crisis existencial?

¿Qué es una crisis existencial? Sencillamente es un periodo de cambio y transición en nuestra vida que toca pilares fundamentales para nosotros y que puede hacernos sentir que estamos un poco perdidos o desviados de nuestra ruta.

La palabra crisis, viene del latín y del griego, y significa: coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución. La RAE la define como «situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso» o «situación difícil de una persona o una cosa».

En ambos casos si lo observamos la connotación es negativa emocionalmente, pero etimológicamente la crisis no tiene este significado tal cual. Tiene el significado de cambio, de punto de inflexión importante para la persona y determinante, pero en evolución, tiene el concepto movimiento, no como algo estático, y tiene el concepto de movimiento con el fin de resolver algo.

Se define a la crisis existencial psicológica como un estado y momento con manifestación de sentimientos intensos de malestar psicológico debido a que el individuo comienza a cuestionarse las razones de su propia existencia. También puede decirse que la crisis existencial es una crisis de identidad.

La crisis existencial es un concepto que deriva del existencialismo. Es un periodo en la vida de una persona caracterizado por profundos cuestionamientos acerca de las razones que motivan y rigen los actos, decisiones y creencias que constituyen su existencia. 

Los síntomas de una crisis existencial son:

  1. Tristeza.
  2. Angustia.
  3. Cansancio mental.
  4. Sensación de insatisfacción.
  5. Sentirse «perdido» en la vida.
  6. Cuestionarse todas las decisiones grandes que hemos tomado como la elección de pareja, de trabajo, etc.
  7. Necesidad de hacer un cambio.
  8. Falta de motivación en casi todas las tareas habituales.

Todos en algún momento de nuestra vida hemos tenido una crisis. Ya sea laboral, una crisis de pareja o personal y en ocasiones esto abarca a todo lo que tiene relación con nuestra existencia. Nos preguntamos qué estamos haciendo con nuestra vida, o qué queremos hacer y nos sentimos perdidos y en ocasiones, si no sabemos cómo superar una crisis existencial, podemos llegar a sentirnos realmente deprimidos. No subestimemos la importancia de una crisis existencial. Veamos a continuación qué es y cómo la podemos superar.

Si te levantas por la mañana de mal humor, sintiendo que no encuentras el significado de tus acciones, de tus relaciones, e incluso de la vida misma, estás pasando seguramente por un proceso de duda o crisis existencial.

A veces empezamos cuestionando un aspecto de nuestra vida, cambiamos de ciudad, cambiamos de trabajo o cambiamos de pareja y luego nos encontramos frente al espejo y mirando tenemos la sensación de no reconocer a la persona que vemos reflejada… Estamos en una crisis existencial y tenemos que comenzar a hacer algo para poder superarla y evitar que derive en algo más serio.

Pasos para superar una crisis existencial

  1. Reconoce el momento: Por supuesto, el primer paso para superar una crisis existencial es reconocer y poder ver que estamos enfrentando un período de crisis y donde se manifiesta principalmente esta. De esta manera podremos abordarla conscientemente y salir fortalecidos.
  2. Reconoce el origen de la crisis: ¿qué aspectos de nuestras vidas estamos cuestionando? ¿En qué área nos encontramos a gusto? ¿Cuáles son los valores que estamos traicionando o cuáles son los valores en los que ya no nos reconocemos?
  3. Sé amable y comprensivo contigo mismo: A menudo en situaciones de crisis, solemos sentirnos culpables. Un poco por las circunstancias que han generado la crisis, un poco por el hecho de sentir emociones y sentimientos negativos. Es importante ser responsables de nosotros, pero también aprender a mirarnos a nosotros mismos con una mirada amorosa a la hora de afrontar nuestra crisis existencial.
  4. Comprende tu Responsabilidad: Cualquiera que sea la estrategia que decidamos seguir para solucionar o atravesar la crisis, es importante aceptar y comprender nuestra responsabilidad en la situación que vivimos . 
  5. Cuida tu energía vital: Las crisis existenciales pueden hacer que nuestra energía vital se vea alterada e incluso en ocasiones nos suponga un desgaste excesivo por la búsqueda contínua de que desaparezca o el sentimiento de agobio por no saber qué nos pasa. Las actividades físicas tales como el yoga, o caminar, la meditación ,o actividades creativas como la pintura o las terapias psicológicas y psico-física, pueden ser una herramienta útil para hacer frente a una crisis existencial y cuidar de nuestra recarga de la batería interna.
  6. Actúa con consciencia y coherencia: ahora que nos hemos mirado con atención y aceptación sólo tenemos que incorporar esta mayor consciencia en nuestra vida. Es  muy saludable que lo que hacemos, decimos, pensamos y sentimos esté en sintoníaEsto hará que vayamos cada día acercándonos más a nuestro centro y a nosotros mismos, encontrando esas respuestas que parecían tan inciertas.

Recuerda que el cambio pasa por la comprensión y por entender qué nos ocurre. Por eso, lo que más te va a ayudar ahora es sentarte a escucharte a ti mismo/a, desde tu silencio interior,desde tu conexión profunda.

Y en lugar de preguntarte o atormentarte con los síntomas, con los porqués: “por qué no supero esta crisis, qué me pasa que no sé qué me sucede, qué esto tan extraño…y darle vueltas al entorno”, lo importante es encontrar los “para qués” y  observar, hacerte preguntas amables que tengan una respuesta con sentido útil, “qué me está diciendo esta crisis, qué necesito para recuperarme, qué me dice mi interior en calma por donde siento que debo seguir o esperar…”.  

Desde que uno asume su crisis y acepta que quiere comprenderla, está demostrando su grandeza y su valentía así como compromiso consigo mismo y con la vida.

Recuerda que es necesario atravesar y saltar al siguiente escalón en la crisis, date tu tiempo, sigue el camino, es un proceso. Y es importante entender que saltar de escalón implica evolución, ya que ningún problema puede resolverse desde el mismo nivel de consciencia que se creó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *